10 d’abr. 2010

LA VANGUARDIA 11/4/1970, pag 19


Otra vez trayectoria híbrida
La trayectoria elegida para el «Apolo XIII» es, nuevamente, una trayectoria híbrida es decir, una trayectoria que, a diferencia de las utilizadas en los primeros vuelos lunares, no garantiza el retorno automático a la Tierra. Como se recordará, el «Apolo XI» describió una órbita de regreso libre que, en el caso de una avería en el motor principal, le hubiese llevado a circunvalar la Luna y, a continuación, de nuevo hacia la Tierra, sin que los astronautas hubiesen tenido que efectuar ninguna corrección. Indudablemente, la elección de una trayectoria híbrida entraña ciertos riesgos pero, a su vez,_ aporta también muchas ventajas: una mayor precisión, menos consumo de combustible en ¡as maniobras intermedias y un tiempo de vuelo ligeramente más corto. De todas estas características, la primera es, sin duda, la de más, importancia puesto que esta vez la puntería, va a. ser —quizá más que nunca— una cuestión de vital importancia.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada